AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA
 
  
 

 MES DEDICADO A SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA SANTÍSIMA VIRGEN
ORACION DEL DIA


Liturgia Viva del 31 de Diciembre. Octava de Navidad

 Jueves, 31 de diciembre de 2015
Introducción

Hoy la liturgia encaja muy bien con la celebración
 de la "Noche Vieja" o noche última del año. Avizora
a la vez el fin del tiempo futuro (1ª Lectura) y vuelve
hacia atrás hacia el principio: A la Palabra (el Verbo)
que creó todo y vino a vivir entre nosotros como
Palabra viviente, Jesús, para iniciar un nuevo comienzo
con nosotros.

Y eso es la vida: el fin de todo lo pasado, y un nuevo
comienzo que hay que renovar constantemente. El año q
ue acaba ha sido una mezcla de alegrías y de miserias, compartidas juntos, que se han hecho más ligeras cuando
 las hemos llevado precisamente juntos. Y ha sido
también un tiempo por el que , después de todo,
estamos agradecidos unos a otros y a Dios.
 Un punto decisivo es también un tiempo de esperanza.
El pasado se fue; miramos con ilusión hacia delante.
Decimos adiós a lo pasado y, al mismo tiempo,
con esperanza damos la bienvenida a lo que llega,
pues el Señor está con nosotros: Reemprendamos
el viaje y la aventura juntos como pueblo peregrino
de Dios.


Oración Colecta

Padre amoroso:
Tú nos diste a tu Hijo Jesucristo
y viste con agrado que él compartiera nuestra pobreza.
Él nos otorgó gracia sobre gracia,
ya que todo lo que viene de ti es un don gratuito.
Acepta nuestra acción de gracias
por los momentos en que aceptamos tus dones
y los compartimos los unos con los otros.
Acepta nuestra gratitud
por las veces que escuchamos atentamente
las palabras de tu Hijo
y las pusimos en práctica.
Ayúdanos a caminar con esperanza y alegría
y mutuo ánimo con él, compañero de camino
que tú nos has dado en la vida,
Jesucristo nuestro Señor.


Intenciones


En gratitud a nuestro Padre generoso por todas s
us gracias y bendiciones recibidas durante
 este año que acaba, oremos:


Por todos aquellos con quienes nos sentimos unidos
en amistad y preocupación comunes, para que
el Señor nos guarde a todos en su amor, roguemos:

Por todos a los que defraudamos en el pasado,
 por aquellos a quienes hemos herido o abandonado,
y por los que nos han hecho sufrir y nos han irritado, roguemos al Señor.

Por los que durante este año han perdido a alguno
de sus seres queridos, para que la fe en Cristo les dé fortaleza; por los que han fallecido este año, para que
vivan para siempre en la paz de Cristo,
roguemos al Señor.

Y por todos nosotros aquí reunidos, para que seamos agradecidos por la vida, por todas las alegrías
que hemos experimentado, y por el don de cada uno
de nosotros como personas, roguemos al Señor.

Oh Dios, Padre bondadoso, que tu Hijo Jesús proclame
su palabra y viva entre nosotros, ahora
y por los siglos de los siglos.



Oración sobre las Ofrendas

Padre amoroso,
es fácil para nosotros partir aquí este pan
de la eucaristía

y compartirlo unos con otros,
beber esta copa y ofrecérnosla mutuamente.
Al ofrecerte estos dones
te pedimos fortaleza,
ya que nos resulta difícil, a lo largo del año,
seguir compartiendo unos con otros,
tender nuestra mano para dar y recibir ayuda,
y olvidarnos de nosotros mismos
en beneficio de los demás.
Que seamos los unos para los otros
alimento y bebida,
por medio de Jesucristo, nuestro Señor.


Oración después de la Comunión

Oh Dios y Padre nuestro:
En esta celebración hemos mirado atrás,
al pasado, a lo que hemos hecho y a lo que ya se fue.
Con Jesucristo en medio de nosotros
miramos ahora hacia el futuro.
Que ni el pasado, ni el presente, ni el futuro,
ni las alegrías ni las tristezas nos separen de él jamás.
Que tu Hijo sea el centro de nuestras vidas
y el lazo que nos ata a ti y unos a otros,
en fe, esperanza y amor eterno.
Ven con nosotros al caminar,
por medio de Jesucristo nuestro Señor.


Bendición

Hermanos: Podemos ir en la paz del Señor.
Que él esté con ustedes a donde quiera que vayan.
Que él bendiga su ir y venir,
su trabajo y sus afanes,
sus alegrías y sus sufrimientos.
Como les ha bendecido en este año que ahora acaba,
que les siga bendiciendo aún más en el nuevo año. Así, que la bendición de Dios,
Padre, Hijo y Espíritu Santo
descienda sobre ustedes y les acompañe siempre..
.
.



Website Builder