http://www.ewtn.com/devotionals /heart/heart_sp.htm






MINISTERIO CATÓLICO MISIONERO DE EVANGELIZACIÓN

​​

www.carismaticos-hispanos.com/ www.aciprensa.com/ es.aleteia.org/ www.portalmisionero.com/ www.ewtn.com/espanol/ www.ciudadredonda.org/ http://www.pildorasdefe.net/ http://jovenescatolicos.es/ http://imagenescecill.blogspot.com/ http://webcatolicodejavier.org/ http://catoliscopio.com/ http://fsjesusvive.blogspot.com/2001/01/predicadores-carismaticos.html http://www.corazones.org/ http://caminodediscipulo.blogspot.com/ http://ministeriodeformacionrm.blogspot.com/

​​



































ENLACES



A DONDE MANDES IREMOS . . .


LO QUE NOS PIDAS HAREMOS





sosemptysoploemptydeemptysantidad

         

 ENERO


MES DEDICADO A

 LAS ALMAS DEL

JESUS NIÑO











LEMA DEL AÑO:

''CON LA EUCARISTIA FUENTE DE COMUNION,

IMPULSAMOS LA MISION''


VALOR DEL MES:

ACOGE LA PALABRA



LEMA DEL MES:

''Hágase en mi según

tu palabra''

 (Lucas 1, 38). 




laemptysantaemptypalabra


Lecturas del Inmaculado Corazón de María


Sábado, 4 de junio de 2016

Primera lectura


Lectura del profeta Isaías (61,9-11):

La estirpe de mi pueblo será célebre entre las naciones, y sus vástagos entre los pueblos.

Los que los vean reconocerán que son la estirpe que bendijo el Señor.

Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios:

porque me ha vestido con un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo,

como novio que se pone la corona, o novia que se adorna con sus joyas.

Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas,

así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos.




Palabra de Dios

Salmo responsorial


1Sam 2,1-8

R/. Mi corazón se regocija por el Señor, mi salvador

Mi corazón se regocija por el señor, 
mi poder se exalta por Dios; 
mi boca se ríe de mis enemigos, 
porque gozo con tu salvación. 
R/.

Se rompen los arcos de tus valientes, 
mientras los cobardes se ciñen de valor;
los hartos se contratan por el pan, 
mientras los hambrientos engordan;
la mujer estéril da a luz siete hijos,
mientras la madre de muchos queda baldía. 
R/.

El Señor da la muerte y la vida, 
hunde en el abismo y levanta; 
da la pobreza y la riqueza, 
humilla y enaltece. R/.

Él levanta del polvo al desvalido, 
alza de la basura al pobre, 
para hacer que se siente entre príncipes 
y que herede un trono de gloria. 
R/.




Evangelio



Lectura del santo evangelio según san Lucas

(2,41-51):



Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó,

se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que lo supieran sus padres.

Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo

entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca.

A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros,

escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados

de su talento y de las respuestas que daba.
Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así?

Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.»
Él les contestó: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar

en la casa de mi Padre?»
Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret

y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. 

Palabra del Señor






































































liturgiaemptydeemptylaemptypalabra



Liturgia Viva del Inmaculado Corazón de María


Sábado, 4 de junio de 2016



INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
(Is 61:9-11; Lk 2:41-51)


Introducción por el Celebrante
La celebración en honor del Inmaculado Corazón de María está vinculada muy de cerca

con la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, celebrada el día anterior, ayer.

No es así por mero accidente. Cuando honramos al Sagrado Corazón de Jesús

celebramos claramente el gran amor de nuestro Señor, mostrado al morir por nosotros

en la cruz, y que sigue mostrándonoslo día a día. María vivía íntimamente unida a su Hijo;

no solamente porque era su madre, sino porque ella amaba y ama a todos y cada uno

por los que su Hijo vivió, murió y resucitó de entre los muertos.

Su corazón es suficientemente ancho como para incluirnos a todos nosotros en su amor.

Ella está con nosotros, en nuestras penas y alegrías.




Colecta


Señor Dios nuestro: te damos gracias por el amor con que colmaste

el Corazón de María,la Madre de tu Hijo y también Madre nuestra.
Por tu gran bondad nos la has dado a nosotros
para que abramos nuestros corazones a tu palabra y a tu amor, 
de forma que podamos buscar siempre tu voluntad en todo lo que proyectamos y hacemos.
Que ella también toque nuestros corazones y los haga sensibles a las necesidades

de los hermanos,en sus tristezas y preocupaciones.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. R/ Amén.

Intenciones


Alcemos nuestros corazones en oración a Dios nuestro Padre, y pidámosle

que inflame este nuestro mundo y nuestras comunidades con el calor de su amor.

Responderemos: 
R/ Señor, escucha con bondad a tu pueblo.


Por la Iglesia de Jesucristo, que es una comunidad de gente frágil y débil, para que

el poder de la bondad de Dios se haga visible y palpable en nuestro amor

de unos para con otros, roguemos al Señor:
R/ Señor, escucha con bondad a tu pueblo.


Por el mundo en que vivimos con todas sus necesidades, para que María

vigile maternalmente sobre él, interceda por él y nos guarde a todos

como hermanos en su amor. Que no permita que luchemos unos contra otros;

que no nos hagamos sufrir entre hermanos. Roguemos al Señor:
R/ Señor, escucha con bondad a tu pueblo.


Por la gente que tiene empleos y trabajo de bajo nivel, como los de María y José en Nazaret,

para que aprendan de la humilde María y de su esposo José que Dios valora altamente

todo trabajo realizado con amor, roguemos al Señor:
R/ Señor, escucha con bondad a tu pueblo.


Por todos los misioneros, para que como María, nuestra querida Madre, ofrezcan a Cristo

al mundo; y que tengan un corazón grande para amar a todos sin excluir a nadie,

pero más especialmente a los más pobres, débiles y necesitados, roguemos al Señor:
R/ Señor, escucha con bondad a tu pueblo.


Por todos nosotros, reunidos aquí como hermanos en la fiesta del Corazón de nuestra Madre,

para que nuestra fe produzca en nosotros, como en María, frutos de auténtico amor

para con todos, roguemos al Señor:
R/ Señor, escucha con bondad a tu pueblo.


Oh Dios bondadoso: Esto es lo que hoy confiadamente te pedimos. 
Que María enriquezca nuestra oración con la suya para obtener

todos los dones espirituales, por Cristo nuestro Señor. R/ Amén.



Oración sobre las Ofrendas



Oh Dios, generoso y misericordioso:
Estamos seguros de que aceptas nuestras súplicas, de todo corazón, 
cuando la paz reina entre nosotrosy cuando nos esforzamos,
lo mejor que podemos,por unirnos en un solo corazón y una sola alma.
Por intercesión del Corazón de María, ayúdanos en nuestros endebles esfuerzos.
Con ella te ofrecemos todo honor y gloria,por Jesucristo nuestro Señor. R/ Amén.

Prefacio:

El Inmaculado Corazón de María (ICEL)
El corazón de María es el corazón de una que vive según la Nueva Ley.

Padre, Dios todopoderoso y eterno:
es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar
por Jesucristo, nuestro Señor.

Tú diste a la Bienaventurada Virgen María
un corazón sabio y obediente, para poder cumplir a la perfección tu voluntad;
le diste un corazón nuevo y amable,en el que tú bien te complacías
y en el que inscribiste la ley de la Nueva Alianza.

Le diste un puro e indiviso corazón,para que fuera digna de ser 
la Virgen Madre de tu Hijo y de regocijarse viéndote para siempre.

Le diste un corazón firme y vigilante para que pudiera aguantar sin miedo

la espada de dolory esperar en fe la resurrección de su Hijo.

Con toda la compañía de los ángeles,y unidos a su canto de alegría,
nosotros también cantamos tus alabanzas entonando sin cesar:
R/ Santo, santo, santo...

Oración después de la Comunión


Dios Padre amoroso:
En esta tu eucaristía hemos saboreado con gozo el Pan de Vida y el Vino de alegría
de tu Hijo Jesucristo. 
Llénanos con su Espíritu de amor para que nuestro amor, como el de María, 
sea serio y duradero. 
Por eso te pedimos que la indiferencia no lo extinga,ni la riada de la impaciencia

o del odio lo barran.
Que arda la llama permanenteque caliente los corazones de todos
y que experimentemos siempreel fuego ardiente que nos une a ti, nuestro Dios vivo, 
ahora y por los siglos de los siglos. R/ Amén.

Despedida


Hermanos:

“Dios ha sido bueno con nosotros y estamos alegres“.
Nos ha dado a Jesús, para salvarnos de nuestra incapacidad para amar a Dios

y a nuestros prójimos.
Nos ha dado también a María para que vele sobre nosotros, se preocupe por nosotros,

ruegue con y por nosotros. Sí, María se preocupa por nosotros.

¿No podría ser acaso nuestra mejor acción de gracias el que aprendamos a cuidarnos

los unos de los otros, y de ofrecerles todo el servicio que podamos?

Que Dios todopoderoso les bendiga, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

R/ Amén.

Podemos ir en paz y alegría y, como María, servir a Dios en los hermanos.

R/ Demos gracias a Dios.




DEVOCION AL SAGRADO CORAZON DE JESUS





       DIA 4






ACTO DE CONTRICCIÓN 




Sagrado Corazón de Jesús, que en el divino sacramento de la Eucaristía estás vivo 

e inflamado de amor por nosotros, aquí nos tienes en tu presencia, pidiéndote perdón 

de nuestras culpas e implorando tu misericordia. Nos pesa, oh buen Jesús,

el haberte ofendido. Tú eres tan bueno que no mereces esa ingratitud. 

Concédenos luz y gracia para meditar tus virtudes y formar, según ellas, 

nuestro humilde corazón. AMÉN. 


Se hace aquí la meditación correspondiente a cada día del mes de junio.




El Sagrado Corazón, modelo de paciencia


1.-


El Sagrado Corazón de Jesús es modelo 

de la más perfecta paciencia 


¿ Deseas conocer a fondo la inagotable paciencia del Corazón de Jesús?

Mira cómo se dignó manifestarse a su devota santa Margarita, herido por la lanza,

coronado de espinas, con la Cruz clavada en su pecho. Esas son las insignias

del Sagrado Corazón; su escudo de armas. Se diría que para eso vino al mundo:

para padecer. En su existencia en la tierra padeció dolores muy crueles tanto en su cuerpo

como en su alma. En su cuerpo, pobreza, persecución, azotes, bofetadas, espinas, cruz.

En su alma, mentiras, ingratitud, tristeza, agonía mortal, abandono de los suyos.

Todo lo padeció callando, sin expresar la menor queja, sin enojarse, sin manifestarse

cansado por tanto sufrir. Aún hoy, en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía,

si pudiera padecer, no sería trono de gloria el Sagrario para Él, sino Calvario

de nuevos e ignorados dolores. Cómo lo tratamos los hombres.

Con qué odio lo insultan unos. Con qué desprecio lo miran otros.

¡Con qué frialdad lo visitamos la mayoría de nosotros!

¡Qué tibieza de los que nos decimos sus amigos!

¡Cuán pocos lo tratan con verdadero amor! Pobre Jesús mío, tan sufrido

y tan paciente: enséñale a nuestro corazón enfermo el secreto de esta heroica paciencia. 


Se medita unos momentos

 


Al terminar la meditación, se hace la siguiente… 



2.-


Cuánto me confunde, oh buen Jesús, esta meditación. Tú, inocente, no te cansas

de padecer por mí; yo, pecador, ni un instante quiero padecer por Ti.

Cualquier pequeña dolencia se me hace insoportable; la menor de tus espinas acabaría

con mi paciencia… No obstante, Tú quieres que suframos callados.

Es más, así nos lo aconseja nuestro propio interés. Pero… Nos has colocado

en este mundo donde desde la cuna hasta la sepultura nos acompaña la preocupación.

Lo quiera o no lo quiera el hombre, ese es su destino. La salud, la fortuna,

las inclemencias del tiempo, la rareza de nuestro carácter, son fuente constante

de decepciones. Es necesario sufrir: he aquí la advertencia que desde el nacer

traemos escrita sobre la frente. Sufrir, pues, con paciencia, como Tú, es el único modo

de hacer suave y llevadera esta necesidad. Sufriré, Dios mío; sufriré contigo, por Ti

y como Tú quieras y hasta donde Tú quieras. Contemplaré tu Corazón herido y coronado

de espinas para alentarme a sufrir con mayor paciencia mis penas. Alzaré los ojos

a ese cielo que ha de ser mi recompensa, para no desfallecer en los combates presentes.

Tú lo dijiste y está escrito: solamente se va al cielo por el camino de la Cruz.

 Feliz quien la abrace contigo en esta vida, para recoger contigo

sus frutos en la eternidad…



Se medita y se pide una gracia particular para este día



Aquí se rezará tres veces el Padrenuestro, Avemaría y Gloria, en recuerdo 

de las tres insignias: cruz, corona y herida de la lanza, con que se apareció

el Sagrado Corazón a santa María Margarita Alacoque. Luego, se rezan las…




LETANÍAS AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS




          -Señor, ten piedad de nosotros.            R./lo mismo en cada uno                                                  

          -Cristo, ten piedad de nosotros.

          -Señor, ten piedad de nosotros.

          -Cristo, óyenos. 

          -Cristo, escúchanos.    


          -Dios, Padre Celestial,                      R./ ten piedad de nosotros ...en cada uno                   

          -Dios Hijo, Redentor del mundo, 

          -Dios, Espíritu Santo,

          -Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, 

          -Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre, 

          -Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo, 

          -Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, 

          -Corazón de Jesús, de infinita majestad, 

          -Corazón de Jesús, templo santo de Dios,

          -Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo,

          -Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, 

          -Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad, 

          -Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor, 

          -Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, 

          -Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, 

          -Corazón de Jesús, digno de toda alabanza, 

          -Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, 

          -Corazón de Jesús, en quien se hallan todos los tesoros 

           de la sabiduría y de la ciencia,

          -Corazón de Jesús, en quien reside toda la plenitud de la divinidad, 

          -Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace,

          -Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido,

          -Corazón de Jesús, deseado de las eternas colinas,

          -Corazón de Jesús, paciente y lleno de misericordia, 

          -Corazón de Jesús, generoso para todos los que te invocan,

          -Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad, 

          -Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, 

          -Corazón de Jesús, colmado de oprobios, 

          -Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados,

          -Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, 

          -Corazón de Jesús, traspasado por una lanza,

          -Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo, 

          -Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra,

          -Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra,

          -Corazón de Jesús, víctima por los pecadores, 

          -Corazón de Jesús, salvación de los que en Ti esperan, 

          -Corazón de Jesús, esperanza de los que en Ti mueren,

          -Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, 


          -Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,   R./ Perdonanos Señor

          -Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,    R./Escúchanos Señor

          -Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,    R./ten piedad de nosotros

         -Jesús, manso y humilde de Corazón,       R./Haz nuestro corazón semejante al tuyo.  




 ORACIÓN FINAL 



Oh, Dios todopoderoso y eterno, mira en el Corazón de tu amadísimo Hijo 

las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece, 

y concede el perdón a estos hijos tuyos que piden misericordia en el nombre 

de tu mismo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, el cual vive y reina contigo

en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.Amén

iglos.Amén