http://www.ewtn.com/devotionals /heart/heart_sp.htm






MINISTERIO CATÓLICO MISIONERO DE EVANGELIZACIÓN

​​

www.carismaticos-hispanos.com/ www.aciprensa.com/ es.aleteia.org/ www.portalmisionero.com/ www.ewtn.com/espanol/ www.ciudadredonda.org/ http://www.pildorasdefe.net/ http://jovenescatolicos.es/ http://imagenescecill.blogspot.com/ http://webcatolicodejavier.org/ http://catoliscopio.com/ http://fsjesusvive.blogspot.com/2001/01/predicadores-carismaticos.html http://www.corazones.org/ http://caminodediscipulo.blogspot.com/ http://ministeriodeformacionrm.blogspot.com/

​​



































ENLACES



A DONDE MANDES IREMOS . . .


LO QUE NOS PIDAS HAREMOS





sosemptysoploemptydeemptysantidad

         

 ENERO


MES DEDICADO A

 LAS ALMAS DEL

JESUS NIÑO











LEMA DEL AÑO:

''CON LA EUCARISTIA FUENTE DE COMUNION,

IMPULSAMOS LA MISION''


VALOR DEL MES:

ACOGE LA PALABRA



LEMA DEL MES:

''Hágase en mi según

tu palabra''

 (Lucas 1, 38). 




laemptysantaemptypalabra

Evangelio


Lectura del santo evangelio según san Mateo


(26, 36-42):

Jesús fue con sus discípulos a un huerto, llamado Getsemaní, y le dijo:
«Sentaos aquí, mientras voy allá a orar».
Y llevándose a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, empezó a sentir tristeza y angustia.
Entonces les dijo:
«Mi alma está triste hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo».
Y adelántandose un poco cayó rostro en tierra y oraba diciendo: «Padre mío, si es posible,

que pase de mí este cáliz. Pero no se haga como yo quiero, sino como quieres tú».
Y volvió a los discípulos y los encontró dormidos.
Dijo a Pedro:
«¿No habéis podido velar huna hora conmigo? Velad y orad par ano caer en la tentación,

pues el espíritu está pronto, pero la carne es débil».
De nuevo se apartó por segunda vez y oraba diciendo:
«Padre mío, si este cáliz no puede pasar sin que yo lo beba, hágase tu voluntad».



Palabra del Señor


Liturgia Viva del Jesucristo,Sumo y Eterno sacerdote


Jueves, 8 de junio de 2017


EN LA NUEVA ALIANZA


Introducción 


Elías reúne al pueblo de Israel para inducirle a optar por Yahvé como su Dios,

en contra de Baal. El autor relata esto en un estilo dramático y épico.


 Evangelio: 

Jesús dice algo semejante en palabras

que, a primera vista, parecen contradictorias: Él ha venido no para abolir la ley

sino para cumplirla, es decir, para darle dimensiones más profundas. Lo que nos importa

especialmente a nosotros es que debemos ser conscientes de que vivimos

bajo la nueva ley del amor y que el Espíritu Santo liberador nos libera

de la servidumbre de la ley.









 Colecta


 Señor Dios nuestro, tú has tomado la iniciativa de amarnos y de traernos

tu libertad por medio de tu Hijo Jesucristo.

Enriquécenos con el Espíritu de Jesús, derrámalo sobre nosotros

generosamente, sin medida, para que no nos escondamos

por más tiempo detrás de tradiciones y de la letra de la ley

para apagar al Espíritu Santo que quiere hacernos libres.

Que él ensanche nuestro corazón y estimule

nuestra fantasía para que sepamos descubrir los numerosos caminos

del amor para cumplir la ley a la perfección.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. 















Intenciones 


- Por todos nosotros, miembros de la Iglesia, para que tengamos suficiente amor

para obedecer los mandamientos; para conocerlos y practicarlos,

y así manifestemos nuestro amor a Dios y a nuestros prójimos, roguemos.


- Por los sacerdotes, para que en el sacramento de reconciliación puedan

hacer sentir a los pecadores la paciencia y compasión de Dios, roguemos.


- Por todos nosotros, para que no nos preguntemos a nosotros mimos

qué estamos obligados a hacer, sino qué es lo que podemos hacer por Dios

y por los hermanos. Roguemos.


 













Oración sobre las ofrendas


 Dios y Padre nuestro, en esta eucaristía celebramos

la nueva Alianza realizada por tu Hijo Jesucristo.

Todo lo que podemos ofrecerte es nuestra apertura

a tu iniciativa de amor libremente recibido y compartido.

Haznos ministros de esta tu aventura con nosotros

de amistad íntima y duradera. Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor. 


Oración después de la Comunión 


Señor Dios nuestro, hemos escuchado la palabra de tu Hijo

y comido su pan reconfortante. Ya que él no tenía miedo de comprometerse

en favor de gente voluble, te pedimos que liberes nuestra fe

de toda superficialidad y rutina y que nos ayudes a comprometernos

con los demás sin miedos y sin condiciones. Porque tú nos has amado primero

en Cristo Jesús nuestro Señor. 




Bendición 


Vivimos bajo la ley de la Nueva Alianza donde la clave para todas las leyes

y observancias es el amor. Que podamos entender este amor y vivir movidos por él,

en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo


























Salmo responsorial


Sal 39, 6. 7. 8-9. 10. 11

R/.  Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, 
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides holocaustos ni sacrificios expiatorios;
entonces yo digo. «Aquí estoy».

R/.

«- Como está escrito en mi libro - para hacer tu voluntad.
Dios mío, lo quiero, y llevo tu ley en las entrañas». 
R/.

He proclamado tu justicia ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios, Señor, tú lo sabes. 
R/.

No me he guardado en el pecho tu justicia,
he contado tu fidelidad y tu salvación. 
R/.


​Alégrense y gocen contigo 
todos los que te buscan;
digan siempre: «Grande es el Señor», 
los que desean tu salvación. 
 R/.


DIA 8


ACTO DE CONTRICCIÓN 

El Sagrado Corazón, modelo de recogimiento y modestia 



Sagrado Corazón de Jesús, que en el divino sacramento de la Eucaristía estás vivo 
e inflamado de amor por nosotros, aquí nos tienes en tu presencia, pidiéndote perdón 
de nuestras culpas e implorando tu misericordia. Nos pesa, oh buen Jesús,
el haberte ofendido. Tú eres tan bueno que no mereces esa ingratitud. 
Concédenos luz y gracia para meditar tus virtudes y formar, según ellas, 
nuestro humilde corazón. AMÉN. 


Se hace aquí la meditación correspondiente a cada día del mes de junio.

1

¿Qué ves, alma cristiana, en la figura exterior de tu divino Jesús?  

Ves el retrato más perfecto del recogimiento y de la modestia.  Míralo bien y aprende de Él

cómo han de ser tu porte y tus maneras, si quieres hasta en eso llevar el sello del Sagrado Corazón.

Su voz era quieta y sumisa, sus palabras prudentes y pocas, su andar grave y mesurado,

su mirada recatada y bondadosa.  El semblante de Jesús inspiraba sentimientos de virtud

entre quienes lo contemplaban.  Según los Evangelios, resultaba imposible verle y no sentirse

interiormente mejorado. Sus enemigos nunca pudieron tacharle de “ligero”.

 Los que sin cesar buscaban un error en sus palabras jamás pudieron echarle en cara

una sola frase que fuera inconveniente.  Su alegría era tan edificante como su austeridad;

nadie le oyó ruidosas carcajadas ni le vio desacompasados movimientos.  

Todo su exterior era reflejo del orden, paz, igualdad y armonía de su divino interior.

Danos a conocer, oh Jesús, los encantos de la virtud de la modestia

que tanto la necesitan nuestros corazones...


Se medita unos momentos




2

Nuestro rostro y nuestros ademanes son el espejo de lo que pasa en nuestro corazón.  

Por eso llevamos retratados en ellos el orden o el desorden que habita en nuestra intimidad.

 ¿Somos cristianos o paganos?  ¿Servimos a Dios o al mundo?  Nadie creerá que somos cristianos

y servimos a Dios oyendo algunas de nuestras conversaciones, mirando nuestros vestidos,

observando las actitudes con las que nos conducimos en público. ¿A qué dedicamos los sentidos

sino a peligrosos o francamente culpables deseos?  ¿Qué freno ponemos a los ojos para que

no tropiecen con mil escollos para conservar su honestidad?  ¿Qué freno aplicamos a la lengua

para que no hiera la reputación ajena o no se deslice en mil superficialidades?  

¿Qué obstáculo ponemos a los oídos para que no se vayan tras la curiosidad

y los pasatiempos mundanos?  Que el Señor nos ayude a que los medios que nos ha dado

para servirlo a Él y al prójimo los usemos para ese objetivo y no para esclavizarnos

a las vanidades del mundo. Nuestro corazón está abierto, sin la puerta de la modestia,

a todos los embates del enemigo; expuesto a todas las oleadas del mar de la corrupción.

Rodéalo, Señor, de esta preciosa virtud, como si fuera una fortísima muralla,

para que sea plaza cerrada e inexpugnable donde sólo entres Tú y nunca, jamás, tu enemigo.




                                 Se medita unos momentos  y se pide una gracia particular para este día


                           Aquí se rezará tres veces el Padrenuestro, Avemaría y Gloria, en recuerdo 
                         de las tres insignias: cruz, corona y herida de la lanza, con que se apareció
                         el Sagrado Corazón a santa María Margarita Alacoque. Luego, se rezan las…



       
 LETANÍAS AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS





                      -Señor, ten piedad de nosotros.            R./lo mismo en cada uno                                               
                      -Cristo, ten piedad de nosotros.  
                      -Señor, ten piedad de nosotros.
                      -Cristo, óyenos. 
                      -Cristo, escúchanos.  


 
                      -Dios, Padre Celestial                                R./ ten piedad de nosotros ...en cada uno                   
                      -Dios Hijo, Redentor del mundo, 
                      -Dios, Espíritu Santo,
                      -Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, 
                      -Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre, 
                      -Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo, 
                      -Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, 
                      -Corazón de Jesús, de infinita majestad, 
                     -Corazón de Jesús, templo santo de Dios,
                     -Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo,
                     -Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, 
                     -Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad, 
                     -Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor,  
                     -Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, 
                     -Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, 
                     -Corazón de Jesús, digno de toda alabanza, 
                     -Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, 
                     -Corazón de Jesús, en quien se hallan todos los tesoros 
                      de la sabiduría y de la ciencia,
                     -Corazón de Jesús, en quien reside toda la plenitud de la divinidad, 
                     -Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace,
                     -Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido,
                     -Corazón de Jesús, deseado de las eternas colinas,
                     -Corazón de Jesús, paciente y lleno de misericordia, 
                     -Corazón de Jesús, generoso para todos los que te invocan,
                     -Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad, 
                     -Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, 
                     -Corazón de Jesús, colmado de oprobios, 
                     -Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados,
                     -Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, 
                     -Corazón de Jesús, traspasado por una lanza, 
                     -Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo, 
                     -Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra,
                     -Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra,
                     -Corazón de Jesús, víctima por los pecadores, 
                     -Corazón de Jesús, salvación de los que en Ti esperan, 
                     -Corazón de Jesús, esperanza de los que en Ti mueren,
                     -Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, 


          -Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,   R./ Perdonanos Señor
          -Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,    R./Escúchanos Señor
          -Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,    R./ten piedad de nosotros
         -Jesús, manso y humilde de Corazón,       R./Haz nuestro corazón semejante al tuyo.  



                                                                     
  ORACIÓN FINAL 



                            Oh, Dios todopoderoso y eterno, mira en el Corazón de tu amadísimo Hijo 
                            las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece, 
                            y concede el perdón a estos hijos tuyos que piden misericordia en el nombre 
                           de tu mismo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, el cual vive y reina contigo
                           en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.Amén








SAGRADO CORAZÓN DE JESUS


EN VOS CONFÍO


















liturgiaemptydeemptylaemptypalabra

Lecturas del Jesuscristo, sumo y eterno sacerdote


Jueves, 8 de junio de 2017


Primera lectura


Lectura del libro del Génesis (22, 9 -18):

En aquellos días, llegaron Abrahán e Isaac al sitio que la había dicho Dios, Abrahán levantó allí el altar

y apiló la leña, luego ató a su hijo Isaac y lo puso sobre el altar, encima de la leña. Entonces Abrahán

alargó la mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Pero el ángel del Señor le gritó desde el cielo:
«¡Abrahán, Abrahán!». Él contestó:
«Aquí estoy».
El ángel le ordenó:
«No alargues la mano contra el muchacho ni le hagas nada. Ahora he comprobado que temes a Dios,

porque no te has reservado a tu hijo, a tu único hijo».
Abrahán levantó los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza.

Se acercó, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.
Abrahán llamó aquel sitio «El Señor ve», por lo que se dice aún hoy, «En el monte el Señor es visto».
El ángel del Señor llamó a Abrahán por segunda vez desde el cielo y le dijo:
«Juro por mí mismo, oráculo del Señor: por haber hecho esto, por no haberte reservado tu hijo,

tu hijo único, te colmaré de bendiciones y multiplicaré a tus descendientes como las estrellas

del cielo y como la arena de la playa. Tus descendientes conquistarán las puertas de sus enemigos.

Todas las naciones de la tierra bendecirán con tu descendencia, porque has escuchado mi voz».

Palabra de Dios